Los beneficios del calzado de seguridad

“Más vale prevenir que curar” es un dicho que debería aplicarse en todos los trabajos. Obviamente, algunos lugares son más peligrosos que otros, y es en aquellos en los que se manipulan objetos pesados en los que se debe tener precaución. Tanto el trabajador como el encargado deben poner todo de su parte para que no tengan lugar desgraciados accidentes, y para eso nada mejor como utilizar unas ropa de trabajo y elementos de seguridad adecuados a cada tipo de trabajo.botas de seguridad

Hoy hablaremos de las botas de seguridad, ya que es necesario un buen calzado que proteja nuestros pies.

En los últimos tiempos se está poniendo un mayor énfasis en las condiciones laborales de trabajadores, especialmente en tema de seguridad. Sin duda, los accidentes que han costado vidas o daños físicos han sido una lacra desde el principio de los tiempos, y parece que todas las partes están poniendo de su parte para reducir las cifras de incidentes. De hecho, hay algunos sectores en los que su uso no es solo recomendable sino que se ha vuelto obligatorio por normativa. Por ejemplo, la metalurgia, la construcción, bomberos, carga y descarga de mercancías, etcétera.

Las lesiones más comunes en los pies suelen ser fracturas, esguinces, cortes, contusiones o incluso amputaciones, de manera que contar con un buen calzado de seguridad es vital para todas las partes. El trabajador se sentirá más seguro y protegido; el encargado no tendrá que afrontar incidentes ni indemnizaciones. Aunque tendría que haber salido por iniciativa propia, han tenido que ser las sanciones económicas las que han puesto las pilas a las empresas para dotar a sus empleados de unas condiciones de seguridad más acordes con los riesgos que conllevan ciertos trabajos. Al fin y al cabo, como sucede en todos los sectores, las recomendaciones rara vez tienen lugar si no se ponen medidas sancionadoras. De esta manera, por el bien común, diferentes países se han ido adaptando a las regulaciones de sus respectivos gobiernos con el objetivo de reducir el número de lesiones propiciadas por el desempeño del trabajo. Las cifras de incidentes se reducen de manera considerable cuando los trabajadores llevan el calzado de adecuado.

Se podría pensar que el principal beneficio de las botas de seguridad es que previene posibles cortes o contusiones al caer un objeto sobre el pie. Sin embargo, también resulta de vital importancia que la suela sea totalmente antideslizante, de modo que la estabilidad del trabajador no se vea reducida. En momentos en los que se han de cargar objetos o pesados o voluminosos, hay que tener una posición firme para no sufrir percances.

Además, a nadie se le escapa que algunas botas son realmente pesadas, pero poco a poco se está avanzando para conseguir calzado más ligero sin que esa pérdida de peso sea en detrimento de la resistencia ante posibles accidentes. Del mismo modo, se está buscando mejorar la transpiración, sobre todo de cara a los meses más calurosos, ya que las temperaturas que se alcanzan en el interior pueden llegar a ser bastante altas, con la consecuente incomodidad para el trabajador.

Así las cosas, se está poniendo énfasis en los avances técnicos que puedan proporcionar una mayor estabilidad y al mismo tiempo no reduzcan su efectividad a la hora de evitar lesiones. Parece que los campos que más interesan son la prevención de esguinces y las suelas antideslizantes. Bien es cierto que el tejido de las botas también es importante y cada vez se tiende más hacia el uso del Gore-Tex, que consiste en un material único que garantiza la impermeabilidad a lo largo del tiempo y aumenta los estándares de transpiración. Con esto en mente, los fabricantes de calzado de seguridad demuestran que no solo tienen en mente la efectividad de cara a los posibles accidentes, sino que buscan que los usuarios tengan una sensación agradable a la hora de utilizarlo. Sin duda, ahí es donde hay un mayor margen de mejora, puesto que en la prevención de accidentes ya han demostrado ser muy eficientes, por suerte.

En definitiva, no hay que infravalorar la importancia de un buen calzado de seguridad, tanto en prevención de accidentes como en comodidad para el usuario. Las condiciones laborales mejorarán para el trabajador y la empresa se sentirá más tranquila en cuanto a accidentes y potenciales indemnizaciones.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *