Consumir según qué, altera nuestra microbiología intestinal

Recientes estudios publicados por el CSIC (Consejo Superior de Investigaciones Científicas) han demostrado que si consumimos según qué alimentos, bebidas o incluso medicamentos podemos alterar el equilibro de nuestra microbiota intestinal, algo que –a priori– no es nada favorable. Aquí vemos una ilustración publicada por la entidad:

intestinal

 

Uno de los productos que por ejemplo nos influyen más son las bebidas azucaradas, mayormente refrescos que tomamos en abundancia y que pueden reducir nuestra flora intestinal. La diversidad de microorganismos ayuda al buen funcionamiento de nuestro cuerpo: residen ahí porque son necesarios y si se reducen se amplía el riesgo de que nos afecte algún tipo de enfermedad porque nuestras defensas estarán yendo a la baja.

El equilibrio que nos ofrecen los microorganismos residentes en nuestro interior es de vital importancia y no tenerlo en cuenta no nos favorece para nada. Al contrario.

¿Qué bebidas podríamos tomar entonces?

Aunque se hable mal del café, este es un producto que nos puede ayudar, así como el té o el vino tinto, que son fuentes de antioxidantes con muchas propiedades antiinfalmatorias.

cafe

Vivimos en un país en donde se bebe mucho vino y además se produce en grandes cantidades: no es de extrañar que seamos muchos los españoles que nos decidamos por él a la hora de acompañar un buen plato en la mesa o disfrutar de una buena cena con alguna de las fantásticas escorts lujo barcelona. Y es que el vino siempre ha sido sinónimo de elegancia y buen gusto, y quienes lo escogen para acompañar una comida es porque saben del tema y no quieren quedar mal con sus acompañantes.

Más usos y beneficios de tener buena salud intestinal

Recientemente también se ha descubierto que las bacterias intestinales pueden ayudar a las personas que sufren VIH/Sida, básicamente en su proceso de recuperación.

Estos avances científicos están permitiendo que se investiguen nuevas terapias para poder prevenir o avanzarse a los problemas que se generan cuando una persona sufre déficits inmunológicos (ya sea a causa del VIH u otros similares). Esto es el resultado de una investigación que se ha llevado también a cargo por parte del CSIC juntamente con el Hospital Ramón y Cajal. Los resultados del estudio se han publicado en la revista eBioMedicine y tienen por objetivo mejorar las terapias vinculadas con la imunodepresión y la inflamación crónica.

¿Cómo mejorar nuestra flora intestinal?

Lo mejor que podemos hacer es llevar una dieta equilibrada rica en fibra porque estas bacterias son muy importantes para nuestra salud. Aquí van algunos alimentos y productos que nos podrían ir bien:

  • Vinagre de sidra de manzana
  • Frutas, bayas y frutos secos ricos en fibra para equilibrar las carencias. Sería ideal llevar siempre encima algunos frutos secos. Además de cuidar nuestro cuerpo nos aportan energía de una forma muy sana y natural. Uno de las mejores son las almendras crudas.
  • Verduras: al igual que las frutas, estas deben ser ingeridas con regularidad y comerlas varias veces por semana.
  • Té: hay varios tipos, pero se recomienda sobre todo el té negro, que por sus propiedades es el que mejor nos ayuda con los microorganismos.
  • Pescado azul y aceites de pescado como complemento alimentario
  • De vez en cuando algunos alimentos fermentados como el queso cottage, el yogur (griego), el kefir, chucrut … todo esto son alimentos que para tomar un par de veces por semana estaremos haciéndolo un favor al cuerpo

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *