¿Cómo hacer la reforma de tu baño?

Es común que con el paso de los años terminemos por cansarnos de ver y usar el mismo baño todos los días. Este puede quedar como un cuarto muy anticuado en pocos años, si no se ha sabido elegir el estilo correcto y los acabados.

Por lo general, cuando hacemos un baño no pensamos que pueda aburrirnos su aspecto o que pueda que el estilo que hemos elegido pueda pasar de moda. Es por esto que al momento de hacer un baño o de remodelarlo se cuente con la asesoría de un buen profesional en la materia para saber el precio plato ducha o de otros accesorios importantes.

¿Cómo realizar la mejor reforma en tu baño?

La mayoría de las veces las reformas parciales que se hacen en una casa van enfocadas al baño y la cocina. Para hacer una reforma óptima en tu baño lo mejor que puedes hacer es contar con la asesoría de un profesional en la materia que realice el diseño para toda la vida. Ahora si no cuentas con la asesoría de un profesional a continuación te dejamos los siguientes consejos para que puedas entender mejor cómo hacer la reforma de tu baño.

  • Respeto de las distancias mínimas: Al momento de diseñar u organizar un baño se debe tener en cuenta los espacios que necesitará cada uno de los equipos sanitarios, siendo de suma importancia el espacio que viene a ocupar la puerta al momento de abrirse. La zona del inodoro no debe ser tener nunca menos de 60cm de ancho y 1,20 de fondo; la ducha no debería tener menos de 60×60 y no bajar de 80×80.

  • Iluminación por niveles: Aunque algunos baños tienen ventanas, los baños siempre deberán contar con una iluminación general cenital. Pero para lograr que el baño este mejor iluminado es recomendable ponerle iluminación puntual en los espejos y si es un baño grande, iluminación de acentuación en la ducha.

  • Radiadores toalleros para ahorrar espacio: Una de las mejores maneras de ahorrar espacio es usando radiadores toalleros. Hoy día son muchas las alternativas que pueden encontrar en el mercado para llegar a elegir un radiador toallero que se ajuste a tus exigencias, aunque siempre deberás tener muy en cuenta que los cromados suelen calentar menos que los blancos; así como los eléctricos a la largos resultan ser más caros que los de agua caliente.

  • Una mampara para cada baño: La mamparas con el tiempo se han ido perfeccionando para llegar a ser lo mejor para el cerramiento de las duchas. Las alternativas son casi ilimitadas, pues la hay desde un simple vidrio fijo hasta las correderas en esquina. Solo hay un factor que no debes pasar por alto, y es que la abertura de la mampara no debe ser menor a 40 cm y siempre mientras sea posible debe dejar un espacio de 50 cm o superior.

  • Menos es más: Aun cuando siempre en el baño se necesita guardar una gran cantidad de productos de aseo personal, se debe evitar cargar las paredes con barras y estantes que terminan quitando espacio. Lo mejor es adquirir un mueble de lavabo con suficiente espacio para almacenamiento, los cuales puedes encontrar en el tamaño que se adapte a tus necesidades.

  • El tamaño del espejo: Aunque parezca un punto de menor importancia, la correcta ubicación de un espejo a la hora de reformar un baño puede ser muy importante. Ya sea un espejo encastrado o de superficie, este debe ser elegido con mucho cuidado, teniendo en cuenta el tamaño del baño, la iluminación y la altura de quien o quienes lo van a usar.

Estos son algunos de los consejos que pueden serte de mucha ayuda al momento de decidir reformar tu baño, pero la mejor manera de hacer una reforma que dure muchos años es contar con la asesoría de un arquitecto o interiorista para que él se encargue de todos los planos necesarios.